¿Qué es Armonía?

Armonía es una experiencia que a través del arte y el juego utiliza el cuerpo para descubrir una nueva manera de ver y relacionarnos con el mundo.

Armonía es un lenguaje universal en construcción para retomar el ritmo natural de la vida y bailar. Es un lenguaje que todos conocemos pero que no muchos recordamos. Nos invita a construirlo entre niños y adultos.

Armonía es un estilo de vida desde el centro hacia afuera, y después, desde afuera hacia el centro. Integra el mundo natural y el mundo espiritual en tu corazón para llevarlo al mundo de las relaciones humanas y promover el respeto, el amor, la libertad y el disfrute de la vida; para entonces desde allí, ir más allá de lo que conocemos.

A través de cuentos, ilustraciones y talleres para experimentar en grupos, en familia o de forma individual.

¿Nuestros valores?

RESPETO

El origen de la palabra respeto en latín, se traduce como “volver a mirar”, porque algo que merece una segunda mirada, es algo digno de ser respetado. Esta necesidad de volver a mirar todo lo que nos rodea y observar nuestros límites y el de los otros, es el primer paso para crear Armonía.

Desde nuestra perspectiva todo es digno de respeto, un árbol, un animal, una casa, un espacio público, una cultura, un objeto y por supuesto cualquier persona. El respeto está íntimamente ligado a reconocer, pedir permiso y escuchar... prestar atención.

El respeto es la parte sana del miedo, es reconocer cuando no estamos listos para algo o que algo puede dañarnos. Desde esta perspectiva no hay bueno o malo, hay algo que puede hacerte daño en determinado momento y lo más adecuado es escuchar y actuar en función de cuidar la vida.

 

AMOR

En su origen indoeuropeo la palabra amor significa “voz infantil que llama a la madre”. Amor es saber escuchar la voz del niño interior que llevamos dentro y que nos conecta con la madre para volver al origen de nosotros mismos.

Volver al origen de nosotros mismos es viajar a donde está nuestra esencia.

Conectar con nuestra propia madre es recuperar nuestra capacidad de cuidarnos para empezar a crear Armonía dentro de nosotros y así con el todo, y desde allí cuidar la vida. Cuidar a nuestros hijos, nuestros proyectos, nuestro planeta… Moverse en amor es moverse con suavidad, con belleza, con gratitud.

 

LIBERTAD

Es un baile infinito en el que el amor y el respeto se encuentran. Un lugar donde se llega al aceptar y adaptarse a los diferentes ritmos y ciclos en función de siempre cuidar la vida. Esta libertad está fundamentada en que cada cosa tiene su momento, su lugar y su medida.

Ser libre es no cargar la culpa que te hace caminar con el peso del pasado, la duda que no te deja avanzar hacia el futuro y la vergüenza que te hace dar tropiezos en tu presente. Ser libre es dejar el miedo de asumir quien fuiste, quien eres y quién serás.

¿Cómo y para que recuperar estos valores?

Recuperar el respeto, el amor y la libertad como valores pasa por volver a conectar con la madre, el padre y con el niño interior, tres arquetipos que nos llevan de vuelta al Ser Completo. A través de ellos tres, se nos abre un camino para integrar de nuevo lo femenino y lo masculino, el cielo y la tierra ... y así bailar los ciclos y los ritmos de la vida y trascenderlos.

¿Para quién es?

Es para todos los niños y muy especialmente para el niño interior que vive dentro de cada adulto.